Campo de Vida Qubél

El proyecto Campos de Vida concilia la actividad agrícola y la conservación de la biodiversidad mediante actuaciones de restauración ecológica estratégica. Estas actuaciones permiten aumentar la biodiversidad y los servicios ecosistémicos, generando beneficios sin comprometer la productividad. Mediante acuerdos de Custodia del Territorio, la Fundación Internacional para la Restauración de Ecosistemas (FIRE), lleva a cabo este proyecto en zonas agrícolas. Una de las localizaciones donde se desarrolla el proyecto es la finca Qubél, en Campo Real (Madrid), en colaboración con Bodega y viñedos Gosálbez Orti. En esta finca la FIRE ha realizado las siguientes actuaciones:

Colocación de nidos para aves

Favorecen la nidificación de aves insectívoras como el Herrerillo común o el Carbonero común y de pequeñas rapaces como el Búho chico o el Cernícalo vulgar, que contribuyen al control biológico de plagas que afectan a los viñedos. Se han colocado 20 cajas nido para aves insectívoras y seis cestos para pequeñas rapaces. qubel-ecosistemas-fire

Creación de refugios de piedra y madera

Las acumulaciones de piedra (majanos) y madera en diversos puntos de la finca son un refugio para invertebrados, reptiles, aves y pequeños mamíferos. En la finca se han construido hasta el momento 3 pequeños majanos de piedra que pueden servir como refugio para anfibios, reptiles y pequeños mamíferos.

Construcción de charcas

Las charcas artificiales crean hábitat, diversifican el paisaje y favorecen la disponibilidad de agua para multitud de especies tales como  aves, murciélagos, anfibios, insectos o flora acuática. Hasta el momento se ha construido una charca de 9 m2 de superficie y se espera construir otra nueva de similares características. qubel-ecosistemas-fire2

Plantación de setos

Los setos aumentan la biodiversidad local, favorecen la conectividad de los remanentes de vegetación natural y proveen  numerosos servicios ecosistémicos, tales como el control biológico de plagas, la disminución de los efectos del viento en los cultivos, el control de la erosión, el aumento de la fertilidad edáfica, el secuestro de carbono y la exportación de semillas, entre otros. Se han revegetado aproximadamente 400 m lineales de seto con nueve especies diferentes, y se han plantado cuatro especies de frutales que servirán de alimento para las gallinas. Algunas de las especies empleadas son aladierno, espino negro, rosa, majuelo y jazmín, entre otras.

qubel-ecosistemas-fire3

Share This:

Dejar un comentario


1 + 7 =

rfwbs-slide