El enólogo: Un roce al paso

Viaje hacia Africa y roce por Madrid

Viaje a Africa

Hola, de nuevo y desde este rincón, un comentario sobre el aspecto humano que nos proporciona la elaboración de vino.

La verdad es que para hacer honor a este aspecto debería remontarme a los inicios de la bodega, diría mejor a los inicios de la plantación del viñedo. Son muchos los amigos que incondicionalmente nos han apoyado y siguen arrimando el hombro a un proyecto que lo consideran como suyo, porque hay una magia detrás que no es otra cosa que el calor humano que proporcionamos entre todos con la ayuda del vino. Podemos decir que aquí, en este entorno, entre elaboración, producción y cata, hay “Un Roce al Paso”.

Todo esto viene al hilo para contaros que la semana pasada hemos recibido la visita de dos parejas de Vancouver (Canadá). Los cuatro son profesionales uno de medicina, otra veterinaria y los otros de negocios; son consumidores de Qubel en aquel precioso lugar del mundo y que de paso hacia su aventuresco viaje hacia África, han querido conocernos en persona y catar los nuevos y más recientes vinos de Qubel y Mayrit. En las fotos podréis apreciar los Land Rovers totalmente equipados para cruzar el desierto, acampar y sentir la naturaleza del continente del sur. Han iniciado su trayecto en Inglaterra y su ruta les llevara tan lejos como su capacidad de hacer kilómetros les den sus vehículos, que aparte de tener la suspensión durísima, en carretera cabalga a no más de 80 Km/hr.

Por otra parte, la visita ha sido deliciosa. Simpatía, buen humor, espíritu de aventura y unas tapas con cata de vinos han sido los ingredientes para que el roce ocasional haya dado su fruto.

Bueno esto ha sido la novedad más reciente.

Hasta la próxima y que os vaya bien.

Viaje a Africa 2

Nota. Lo de las cien palabras límite para el post que recomienda mi guía técnico, Ignacio Segovia, creo que no va conmigo. Siempre hay más que contar.

Carlos.

Share This:

Tags :

La poda de la vid

 

Hay muchos y buenos tratados de viticultura que describen las técnicas y  formas de poda; desde el punto de vista  de un “Roce al Paso” me gustaría resaltar otros  conceptos, como el porqué de la poda y  lo que de vida representa este proceso.

Ignacio Segovia, maestro y guía en las artes de la comunicación, me pide que escriba unas 100 palabras sobre el fenómeno que actualmente nos acontece y éste es “LA PODA DE LA VID”. Pocas palabras me parecen, para lo muy interesante que es esta actuación. Iré escribiendo sin controlar el número y al final veremos lo que queda.

Poda de la vid 2

 EL BURRO ENSEÑA AL HOMBRE…
Un salto en la historia de la humanidad nos lleva al hombre primitivo.  La leyenda, que con toda probabilidad será muy cercana a la realidad, cuenta que un burro descontrolado  se comió la vid salvaje que el hombre tanto estimaba. Tras este accidente, el hecho  mostró al hombre que controlando la producción de madera se lograban mejores frutos. El hombre acababa de aprender a podar.

Hoy en día, con los conocimientos tan avanzados que se tienen sobre la fisiología de la vid, con la poda tratamos de controlar la enorme explosión vegetativa que la vid inicia en primavera, para encontrar el perfecto equilibrio entre lo nutricional y  la producción de  uva.  Éste es uno de los principales condicionantes para producir uva de calidad.

Poda de la vid 3

CORTES NO MUTILACION

Cierto es que la poda son cortes y que se producen heridas en la planta, pero éstas cicatrizarán adecuadamente si se realizan durante el reposo invernal, antes de la producción de la savia rica en nutrientes. Como conclusión, la poda es el arte de equilibrar la planta mediante cortes precisos y adecuados a la calidad de uva requerida. Llegados aquí,  una voz de precaución para el no iniciado, cuidado con los cortes mal dirigidos, que resultarían en MUTILACION.

LOS PODADORES

A estas alturas del post, seguro que me he pasado del número de palabras recomendadas por Ignacio, pero no puedo hablar de poda sin referirme a los artistas que la realizan.

Se trata de 15 nómadas profesionales de la vid; vienen desde Sevilla donde inician la poda en la España mas cálida, para continuar su ascenso hacia el norte mas frio y más retrasado en la brotación. Juan Carrasco es quien dirige al grupo. Hombre de mediana edad, mediana estatura, curtido por el sol, no tiene un gramo de grasa, su liderazgo es claro. El briefing de la mañana, es corto, las palabras precisas, en nuestro caso el briefing se redujo a : “Aquí, en esta finca, se busca la calidad de la uva, dejaremos 6 pulgares máximo a dos yemas más la ciega, hay que extender los brazos cortos si es necesario, seguiremos con la formación Cordón Doble”  Con esto queda todo dicho, ellos saben qué hacer, cada planta es un problema diferente, buscan la equidistancia de pulgares, dirección y vigor de estos, evitar madera de dos años, prevén la poda del siguiente año. Todos ellos tienen un claro entendimiento de cómo actuar, evalúan la planta de un solo vistazo, saben  dónde aplicar los cortes y qué hay que eliminar. Las tijeras son ultramodernas, de accionamiento eléctrico y progresivo, un cinturón de baterías sujetas por un arnés, les dará toda la energía necesaria a lo largo del día. Juan, es serio pero afable, sabe muy bien su trabajo y le gusta explicar los secretos de la vid, le acompaña su mujer Pepi, es de mirada dulce,  de tez clara, no parece sureña, su expresión es hogareña, me da recuerdos de su hija, vino hace dos años acompañada de su novio y perrillo. Este año se quedó en Sevilla. El resto del equipo aparenta seriedad, hombres y mujeres de todas las edades, son parientes o amigos,  o parejas,  entre ellos se apoyan si hay dificultades personales. Cuando hablas con ellos por separado, son igualmente afables, las sonrisas afloran con facilidad, pero en el trabajo son serios, transmiten la sensación de eficacia, de que estamos en buenas manos.  A los que nacimos antes… este grupo nos recuerda a los “Segaores” de antaño, aquellos grupos de familias que  recorrían España segando trigo, antes de que la mecanización se adueñase de las labores del campo. Muchos recordarán al excelente grupo musical Jarcha, que cantaba “Los Segaores”,  en la canción describen perfectamente lo que es la  vida del trabajador de campo itinerante…

La poda de la vid 4

Bueno, doy por terminado el post de la poda, con el recuerdo de Juan Carrasco, Pepi y el resto de “Podaores” deseándoles un buen año. ¡Nos veremos de nuevo dentro de un mes en la Poda en Verde amigos!

Más imágenes de “La poda de la vid”

Share This:

Tags : ,

Un roce al paso

Foto de Carlos

Cuando conocí a Ignacio Segovia y me habló de BLOGS, tengo que admitir que el escepticismo se apoderó de mí. Al poco de escucharle, advertí de su calidad lo que me hizo poner más atención y ser más receptivo. Después de su exposición, mi visión era otra y le dije que queríamos participar en su diseño. Como dicen los modernos, Ignacio es un CRACK y yo me he hecho BLOGUERO, si es así como se dice.

Esta es mi primera intervención en el blog, por lo que esto no me es fácil. No sé cómo se desencadenará en el futuro la comunicación a nivel personal, ni siquiera qué interés pueda tener lo que yo aquí cuente. Inicialmente pienso que si espontáneamente os relato lo que hacemos en el entorno ecológico del viñedo, bodega y enoteca, quizás haya alguien que quiera leerlo y curiosear sobre el porqué o el cómo. También pensé que podría haber algún interés general por saber ciertos aspectos de todo el proceso que al potencial receptor final del vino, es decir vosotros, le gustaría conocer.

En este rincón que me han dejado, les he pedido a Estrella, que es mi mujer y la luz de este proyecto y a Ignacio, que me coloquen una foto para que sepáis con quien os comunicáis. También he querido ponerle el titulo, un roce al paso. Esto viene de un poema de Cernuda que expresa cómo es nuestra bodega y nuestra actitud. La proximidad es determinante.

Bueno, creo que para ser una introducción, me he pasado de palabras, Ignacio dice que no más de cien, así que hasta la próxima.

Carlos

Share This:

Tags : ,

rfwbs-slide